Pasar al contenido principal

Los proyectos piloto en ocho comunidades autónomas demuestran la versatilidad del 5G

Categoría Actualidad

Red.es ha organizado una jornada de presentación de los Proyectos Piloto de 5G en la que han estado presentes altos cargos públicos del sector, así como representantes de las entidades privadas que están desarrollando, en este sentido, algunos de los proyectos más innovadores.

Inaugurada por la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España, Nadia Calviño, el evento ha aportado algunas claves para entender la transformación digital a la que se enfrenta el mundo.

Se trata de la segunda hornada de proyectos pilotos. “Esta fase consta de dos enfoques. Por un lado, mostrar cómo estos casos de uso de la tecnología 5G pueden ayudar en la reactivación económica del país, y en particular en la transformación del tejido productivo y empresarial. Por otro, pretende mostrar que el 5G puede aportar grandes avances en campos como el de la sanidad”, ha comentado Calviño. Reforzando la colaboración público-privada, la ministra ha reivindicado que en esta segunda convocatoria participan más de un centenar de empresas organizadas en diferentes consorcios. “Hemos logrado crear un ecosistema propicio, un tejido en el que las pymes también están aportando y recibiendo una experiencia de primera mano”.

El director general de Red.es, David Cierco, ha explicado los tres objetivos con los que nacieron estos proyectos piloto: apoyar los despliegues de las primeras redes de 5G, experimentar con las tecnologías de gestión de red y avanzar en los casos de uso. Así pues, actualmente se desarrollan 10 proyectos con más de 120 casos de uso en ocho comunidades autónomas que afectan a 16 sectores diferentes, con un importe superior a los 80 millones de euros, tal y como ha apuntado el propio Cierco. “En unos meses veremos el impacto real de estos proyectos porque afectarán a nuestro modo de vida”, ha concluido.

Algunos representantes de los proyectos desplegados en las distintas regiones en las que se están desarrollando han explicado someramente en qué consisten los mismos. En el caso de Andalucía, trabajan en 20 casos de uso, como el análisis en tiempo real de imágenes utilizando algoritmos de inteligencia artificial, una investigación que se puede materializar, por ejemplo, con el trabajo conjunto que desempeñan con la Policía de Málaga, pues les ayuda a detectar posibles aglomeraciones de personas. También están investigando la conectividad de objetos móviles, como los drones, y en el campo de la educación, donde se centran en la realidad virtual y aumentada para mejorar la experiencia educativa.

El piloto de Madrid, en el que colabora el COIT, presenta ocho casos de uso que abordan sectores tan diversos como la industria, la logística, el turismo, la educación y los medios de comunicación. Uno de los casos de uso es el desarrollo de una aplicación de traducción simultánea en 80 idiomas, un proyecto en el que también participa Hoteles Meliá. Junto a Correos, se investiga un servicio de posicionamiento de drones en entornos urbanos, y junto al Hospital de la Princesa se desarrolla un caso de uso centrado en la rehabilitación de pacientes con esclerosis múltiple a través de tecnologías 5G y realidad virtual. Asimismo, el desarrollo de la telepresencia también está entre los casos de uso, pues una de las metas propuestas es llegar a poder crear reuniones holográficas.

En el territorio gallego se están ejecutando 13 casos de uso. Recalcando que el 5G permitirá controlar máquinas en tiempo real y conectar unos objetos con otros, 20 empresas desarrollan los distintos proyectos. Siete de ellos están destinados al sector industrial. Por ejemplo, gracias al soporte remoto externo un operario podrá reparar una avería sin tener los conocimientos para ello, porque a través de unas gafas que llevará puestas, el experto ubicado en otra zona le irá indicando lo que tiene que hacer. Otro de las investigaciones podrá evitar el cableado en las fábricas y cadenas productivas.

Respecto al País Vasco, su desarrollo se ubica en nueve casos de uso en cuatro ámbitos: la movilidad, la energía, la industria y la ciberseguridad. Por ejemplo, en el sector de la automoción, el trabajo conjunto con un fabricante de coches permitirá crear un gemelo de la planta en digital mediante el cual podrán simular los procesos que van a acontecer de cara a eventuales incidencias.

En Castilla-La Mancha, uno de ellos está centrado en el sector audiovisual. Un trabajo en colaboración con RTVE trata de crear contribuciones de señales audiovisuales desde el propio lugar en el que hay que retransmitir. De esta forma, las cámaras se conectarán mediante tecnología 5G con la finalidad de que la retransmisión en directo se enriquezca. Asimismo, otro caso de uso está orientado al sector de la sanidad: es un soporte y apoyo a los médicos de las unidades de emergencia para que especialistas en remoto puedan ayudarles. En este sentido, el desarrollo de los drones podría hacer que estas máquinas llegaran antes al lugar de un accidente producido en un lugar de difícil acceso.

Un proyecto multidisciplinar es el protagonista en Cataluña. Uniendo educación, seguridad y emergencias, turismo de playa y congresual, industria 4.0, televisión y medios, y mercado de proximidad, desde esta Comunidad intentan perfilar diferentes casos de uso. Por ejemplo, investigan la creación de hologramas que serían utilizados en el ámbito educativo y desarrollan redes privadas de 5G para mejorar la respuesta de las fuerzas del orden locales de la Guardia Urbana de Barcelona.

En la Comunidad Valenciana son 15 casos de uso que constan de unos nueve segmentos. En torno a 27 empresas intentan que no haga falta que la gente vaya a la tecnología, sino que sea al revés, que la tecnología llegue a las personas. En el campo de la sanidad hay un proyecto destinado a mejorar la atención en zonas rurales o de complicado acceso; es decir, que la sanidad no esté en los hospitales sino en las casas de la gente. Otro estudio desarrolla una plataforma de gestión de emergencias donde los drones serían los protagonistas para sobrevolar zonas en las que ha ocurrido un accidente, por ejemplo. Así, no se pondría en riesgo la vida de las personas y se tendría acceso a unas imágenes que sería imposible de conseguir de cualquier otra forma.

El coche autónomo y teledirigido está muy presente en los casos de uso de Extremadura. Pero más allá, esta región desarrolla un proyecto piloto orientado a controlar los nodos de energía eléctrica, cuya finalidad sería que el sistema se comporte en función de lo que suceda en cada momento y de forma autónoma pueda tomar decisiones en tiempo real. Por otra parte, unas gafas de realidad aumentada aportan valor al sector del turismo realizando un programa que recrea el centro de la ciudad de  Cáceres tal y como era en el siglo XV. A ello se le añade otro caso de uso ligado a la educación y la sanidad: la tecnología 3D que están desplegando facilitará que tanto estudiantes como profesores y sanitarios puedan enseñar y aprender cirugías de mínima invasión mediante hologramas.

María Teresa Arcos, directora general de Telecomunicaciones, ha tomado la palabra en este evento para apuntar que España es el país con más proyectos piloto 5G de la UE. Teniendo en cuenta la regulación favorable de cara a la inversión que hay en nuestro país, poco a poco se ha ido logrando un marco de certidumbre que ha posibilitado el actual éxito de estos casos de uso. “El 5G ya está trasformando la economía, que es lo que nos demandan desde Europa, que los proyectos comporten efectos estructurales”, ha comentado la directora general.

Por último, Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, ha remarcado que todos los proyectos piloto representados permiten vislumbrar las enormes posibilidades que esta tecnología disruptiva del 5G tiene en el ámbito de la economía y las empresas. “El 5G es una palanca para la recuperación económica”, ha afirmado.

Asimismo, ha recordado que la transformación digital tiene que ser homogénea, sin dejar a nadie atrás, indicando que un nuevo plan prevé inversiones en tres niveles diferentes: población y territorio, corredores de transporte y motores socioeconómicos. Para concluir, Sánchez ha remarcado la importancia de la ciberseguridad que esta nueva tecnología trae consigo: “Para blindar este factor, hemos decidido crear un anteproyecto de ley nuevo sobre ciberseguridad 5G, específico”, ha concluido al clausurar la jornada.