Pasar al contenido principal

STEM: las carreras que abren oportunidades

La delegación de Madrid de la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación (AEIT) organizó el pasado 15 de julio la sesión informativa ‘Carreras con futuro’ para explicar la importancia creciente de los estudios STEM (acrónimo inglés de los términos: ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y, especialmente, de la Ingeniería de Telecomunicación.

Los Ingenieros de Telecomunicación Pilar Gonzalez-Blanco y Luis García Millán desarrollaron un ágil diálogo en el que expusieron las razones más importantes para que los futuros universitarios se matriculen en carreras STEM. De hecho, la sesión atrajo un notable número de estudiantes de secundaria.

La razón principal para optar por estudios STEM es su alto nivel de ocupación. “En estas carreras el 96,4% de graduados no conocen las oficinas de empleo ya que logran trabajar de inmediato una vez finalizados los estudios”, indicó Pilar Gonzalez-Blanco. “Son carreras con salida porque la ciencia y la tecnología tienen cada vez más demanda” remarcó Luis García Millán.

Otra razón de peso que hace interesantes estas carreras es sus enormes posibilidades. “Estamos hablando de un terreno muy amplio. Así, por ejemplo, dentro de las ciencias de la vida un ingeniero de Telecomunicación puede trabajar, por ejemplo, en biotecnología”, señaló Luis García Millán”.  Los dinamizadores del acto aportaron un dato muy significativo: para 2022, solo en España, se prevé la creación de 1.250.000 empleos tecnológicos.

Profesión con visión global

Dentro del ámbito STEM, se pusieron de relieve las peculiaridades de la profesión de Ingeniero de Telecomunicación. “Ciertamente, un teleco es una persona muy versátil que aprende a lidiar con cualquier cosa que se le ponga por delante debido a que adquiere una visión global y unas habilidades técnicas y no técnicas importantes”, señaló Pilar González-Blanco.

Algunas de las preguntas más recurrentes por parte de los asistentes giraron en torno a la especialización. En este sentido, ambos ponentes coincidieron en recomendar la adquisición de conocimientos más generales para, una vez obtenido el grado, escoger una especialización determinada.

En lo que respecta a las salidas, las cifras para la Ingeniería de Telecomunicación son ligeramente más elevadas que para los estudios STEM en su conjunto: el 98% de ocupación. “Es verdad que la nota de corte para entrar es altísima, pero no es menos cierto que, a pesar de las distintas crisis, nunca se han conocido problemas importantes de paro”, según Pilar González-Blanco.

El factor extranjero

Otra cuestión planteada durante la sesión fue si existía la necesidad de estudiar y trabajar en el extranjero. Luis García Millán relató su propia experiencia y ofreció en este sentido una respuesta totalmente afirmativa: “He trabajado dos años en Alemania en la Agencia Espacial Europea y ha sido muy positivo”. Pilar, por su parte, también estuvo trabajando en este país cuando todavía estaba cursando sus estudios.

Luis García Millán, subrayó que la formación de los centros universitarios españoles es homologable a la de cualquier país europeo y que, desde este punto de vista, para salir al exterior “solo existe el plus de saber inglés”. Para García Millán, “es bueno ir al extranjero para adquirir experiencia y luego regresar”. A diferencia de otras profesiones donde el mercado laboral nacional no absorbe siempre a los nuevos licenciados, “en España existen unas 10.000 vacantes de puestos tecnológicos que no se cubren por falta de personal cualificado”.

Tecnología y sociedad

La sesión terminó con un repaso de las áreas de mayor desarrollo en los próximos años. Entre ellas se citaron: la Inteligencia Artificial, la bioingeniería, el Big Data, el Internet de las Cosas,  la interconectividad, la impresión 3D, la industria aeroespacial, y la robótica.

A pesar del carácter eminentemente tecnológico de esta enumeración, los dinamizadores de la sesión precisaron que muchas de estas disciplinas están destinadas a atender a necesidades básicas de las personas, como la salud, y a ayudar a solventar distintos problemas sociales.

Finalmente, animaron a los asistentes a seguir carreras STEM, y en particular la de Ingeniería de Telecomunicación. En este cometido, también apelaron a cerrar cada vez más la brecha de género existente en el acceso a carreras de corte tecnológico (Foto: ICS/Depositphoto).