Pasar al contenido principal

"Este premio supone pertenecer a un grupo muy reducido de miembros de la profesión. Es una gran responsabilidad"

Ignacio Villaseca, CEO de Teldat, ha sido nombrado Ingeniero del Año 2019. El COIT y la AEIT reconocen con este nombramiento la aportación clave de Ignacio Villaseca al sector de las telecomunicaciones en España. Ingeniero de Telecomunicación por la UPM, de la promoción de 1981, y MBA por IESE, en 1990, Villaseca es en la actualidad CEO de Teldat, compañía a la que se unió en el año 1992 como Director General y miembro del Consejo de Administración.

Ignacio, ¿Qué significa ser Ingeniero del Año?

Recibí la noticia con mucha sorpresa, porque no me lo esperaba. Es un honor inesperado y una responsabilidad enorme. Es un premio que se viene dando desde 1982 y, entre los miles de ingenieros que somos en España, solo 40 personalidades ilustres lo habían recibido. Este premio significa pertenecer a un grupo muy reducido de miembros de la profesión, y como digo, es una gran responsabilidad.

¿Qué supone este premio, esta designación de Ingeniero del Año?

Recuerdo que, en su día, hace casi 20 años, pude vivir en primera persona el premio a Antonio García Marcos, nuestro presidente, quien fue Ingeniero del Año en 2000. Antonio fundó la compañía casi sin medios y en un momento muy difícil, en el que la figura del emprendedor no era como la vemos hoy. Creo que, en mi caso, quizás este premio representa más que a mi figura en particular, a varios cientos de ingenieros que trabajan o han trabajado en Teldat. Mi impresión es que damos una imagen de empresa internacional en la que hacemos ingeniería compitiendo con empresas muy potentes del sector. Y por lo tanto asumo este premio con más comodidad sabiendo que estoy representando a varios cientos de compañeros.

Cómo embajador que serás, este año, de los Ingenieros de Telecomunicación, ¿qué se puede hacer?

En Teldat tengo muchas oportunidades para interactuar con la profesión, porque trabajamos con muchos ingenieros, dentro y fuera de la empresa. Además, lo hacemos con profesionales de diferentes edades y tengo muy buena relación con todas las generaciones. A los jóvenes siempre les digo que nuestra ingeniería es apasionante, porque te ves expuesto a una serie de materias, en la carrera universitaria, muy atractivas intelectualmente. Pero es que luego, además, en tu vida profesional, nunca tienes que dejar de aprender cosas, lo cual hace que te mantengas muy activo. Como embajador, intentaré animar a todo el mundo a que ejerza y adopte nuestra profesión.

¿Crees que faltan vocaciones en ingeniería en España?

Recuerdo que cuando empecé a estudiar Ingeniería de Telecomunicación lo hice por curiosidad. No tenía muchos referentes en mi familia o mi entorno sobre lo que era la profesión, ni lo que era realmente el trabajo de un Ingeniero de Telecomunicación. Hoy creo que la situación es diferente, porque hay mucho interés en todo lo que tiene que ver con la tecnología, si bien es cierto que hay mucha asimetría entre hombres y mujeres, algo que no entiendo muy bien y creo que deberíamos trabajar para cambiar. En nuestro país, de todas formas, creo que hay mucha vocación y mucho talento.

Llevas más de 25 años en Teldat, una época de cambio frenético, en la que la empresa se ha posicionado como una referencia a nivel mundial. ¿Cómo es Teldat hoy?

En estos años, hemos tenido una línea que se ha mantenido común, que es el tipo de clientes al que atendemos. Al principio, Teldat se centró en equipamiento para corporaciones con muchas oficinas, que eran los únicos usuarios de las redes de datos. En todos estos años, las redes han evolucionado ampliando nuestro espectro de clientes a todo tipo de empresas y los equipos han evolucionado para responder a los volúmenes de datos y velocidad de acceso que manejamos en la actualidad. Hoy construimos redes definidas por software de nueva generación, donde las técnicas de análisis de datos y la inteligencia artificial van teniendo un papel protagonista.

¿Qué supone para ti la figura del Colegio Oficial y la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación?

Creo que el Colegio y la Asociación son unas herramientas muy útiles, porque a través de ellos se puede encarrilar la parte académica y el ejercicio profesional. Cada vez es más obvio el impacto de las tecnologías que nos son propias en la sociedad: desde la educación digital a la utilización ética de la información, la conexión entre los mundos universitarios y las empresas, la creciente actividad normativa que obliga a un contacto fluido con los estamentos políticos. El Colegio y la Asociación son vehículo necesario para establecer esos cauces.