Pasar al contenido principal

El largo camino de la interoperabilidad

Categoría Actualidad

La Dirección General de Informática de la Comisión Europea ha publicado el informe ‘State-of-play report on digital public administration and interoperability 2020’. El documento constata que la interoperabilidad tiene una presencia notable en las agendas nacionales y de la UE, pero aún está lejos de convertirse en una realidad plena.

El informe muestra el panorama actual de la administración pública digital y la interoperabilidad en Europa en cuatro capítulos. El primero ofrece un análisis de las medidas relacionadas con las acciones políticas, los marcos jurídicos y las infraestructuras aplicadas en 36 países europeos durante los últimos tres años, en el ámbito de digitalización de la administración.

Impulso político y jurídico

En este período de tiempo se han impulsado 159 acciones políticas en el ámbito de la digitalización de la administración. Estas acciones incluyen estrategias, planes de acción y marcos no vinculantes elaborados por los países para marcar objetivos futuros.

Sin embargo, de todas estas acciones solo nueve se han centrado en la interoperabilidad, lo que representa un 6% del total. Estas nueve acciones corresponden a nueve países.

De entre estos países, el documento destaca el Marco Nacional de Interoperabilidad de Luxemburgo, adoptado en 2019, que define los principios, objetivos y los aspectos de gobernanza para la interoperabilidad en el país y aporta una guía detallada de cómo organizar servicios públicos interoperables. Los ocho restantes son Bélgica, Croacia, Estonia, Alemania, Irlanda, Italia, los Países Bajos y Polonia.

Por otra parte, de las 174 iniciativas legislativas orientadas a la digitalización lanzadas entre 2017 y 2020, un total de 32 se dedicaron específicamente a la interoperabilidad en 24 países distintos.

El informe destaca el caso de Finlandia que en 2020 ha aprobado una ley que, entre otros aspectos, asigna al Ministerio de Finanzas la tarea de coordinación general de interoperabilidad de conjuntos de datos del sector público.

Infraestructuras y entes responsables

En los últimos tres años, distintos gobiernos europeos han promovido infraestructuras de administración electrónica que sustentan el desarrollo y prestación de servicios públicos digitales.  El informe cifra en 170 las acciones tomadas en esta dirección, un 9% de las cuales se han focalizado en fomentar la interoperabilidad y los servicios transfronterizos asegurando el principio de una sola vez. Este principio consiste en que los ciudadanos no tengan que enviar a las autoridades documentos o datos que ya estén en poder de otras autoridades.

Asimismo, un total de 22 países renovaron sus Marcos Nacionales de Interoperabilidad para adaptar el contenido a las nuevas disposiciones adoptadas en 2018 y destinadas a garantizar una conexión estandarizada entre los registros de base nacionales y los diferentes sistemas específicos de información de la administración pública.

El primer capítulo del Informe se cierra con una visión general de cuáles son los principales agentes nacionales responsables de la supervisión de la administración pública digital y la interoperabilidad en cada uno de los países europeos.

Medidas de la Comisión

El segundo capítulo del ‘State-of-play report on digital public administration and interoperability 2020’   explica la acción de la Comisión. El marco general de esta acción viene dado por la Estrategia Digital Europea.

El informe señala que, si esta estrategia se implementara por completo, “tendría un gran impacto en la administración pública digital y la interoperabilidad en el sector público”. Además, hace énfasis en las dos grandes líneas de actuación a escala de la Unión Europea.

La primera de estas líneas se refiere a la estandarización que permitirá el despliegue de tecnologías interoperables respetando las normas europeas. Esta acción, cuya aplicación está prevista para el otoño de 2020, permitirá garantizar que las especificaciones de las TIC estén debidamente normalizadas para facilitar la interoperabilidad entre dispositivos, sistemas y servicios en la administración pública.

La segunda línea es una estrategia de interoperabilidad reforzada por parte de los gobiernos de la Unión Europea a fin de garantizar la coordinación para unos flujos de datos y servicios del sector público sin fronteras. La aplicación de esta medida está prevista para 2021.

De forma complementaria, existen otras iniciativas que favorecen la interoperabilidad. Una de ellas es la  European Cloud Initiative, un plan de la Comisión para servicios basados en la nube e infraestructuras de datos  para ayudar a la creación de un Mercado único digital en Europa. Otra iniciativa relevante es el Digital Transition Action Plan.

Instrumentos legislativos europeos

Algunas normas europeas están contribuyendo a la interoperabilidad en distintos ámbitos. Este es el caso de Directiva 2014/55/EU de facturación electrónica en la contratación pública. Se introdujo con la intención de racionalizar los diversos formatos de facturas electrónicas que se utilizan en toda la UE y quitar las trabas para que estos documentos circulen por toda la UE.

Asimismo, cabe destacar el Reglamento 910/2014. El objetivo del legislador fue establecer una reglamentación para permitir interacciones electrónicas seguras y sin problemas entre empresas, ciudadanos y autoridades públicas. Y, no menos importante, garantizar que las personas y las empresas pudieran utilizar sus propios sistemas nacionales de identificación electrónica para acceder a la información pública en otros países de la UE.

Otra norma significativa es el Reglamento 2018/1724  relativo a la creación de una pasarela digital única de acceso a información, procedimientos y servicios de asistencia y resolución de problemas. Esta pasarela denominada Single Digital Gateway (SDG) prevé su completa implementación en 2023.

Por su parte, la Directiva relativa a los datos abiertos (open data) proporciona un marco legal común para un mercado europeo de datos en poder del sector público.

Financiación para la interoperabilidad

El Programa ISA2Soluciones de Interoperabilidad para las Administraciones Públicas, Empresas y Ciudadanos Europeos es un programa con un paquete financiero de 131 millones de euros para el desarrollo de la interoperabilidad digital con soluciones para las administraciones. Se inició en 2016 y finaliza a finales de 2020.

ISA2 es el único programa existente centrado enteramente en interoperabilidad. Luego existen otros programas de financiación que incluyen este objetivo, pero no de manera exclusiva. Es el caso de Connecting Europe Facility y de the Digital Europe Programme. Este último tiene previsto su despliegue con un amplio presupuesto hasta 2027.

Puntos de mejora

En el tercer capítulo se resumen los resultados de una primera oleada de datos procedentes de la aplicación del Marco Europeo de Interoperabilidad (MEI) por los 36 países europeos incluidos en la muestra del estudio.

Estos resultados muestran que hay áreas potenciales de mejora en distintos principios de interoperabilidad como son: la subsidiariedad y la proporcionalidad; la inclusión y accesibilidad; el multilingüismo; y la evaluación de la eficacia y la eficiencia.

En cuanto a las capas de la interoperabilidad (técnica, semántica, organización, aspectos legales, integración de servicio público y gobernanza), los resultados son positivos en todas ellas excepto en la gobernanza.

Finalmente, el cuarto capítulo plantea muy brevemente los retos para la administración pública digital y la interoperabilidad, e identifica posibles esferas de mejora para el futuro. También recuerda que se procederá a una gran evaluación del avance de los MEI en los estados miembros en 2021. Esta evaluación servirá para profundizar en las políticas de digitalización de la administración pública y de interoperabilidad.