Pasar al contenido principal

El poder de la digitalización para romper la brecha de género

Categoría GT - Mujer IT

¿Cuál es el potencial de la digitalización para conseguir la igualdad de género y el bienestar económico y social? Esta es la cuestión que ha vertebrado el informe sobre la brecha de género digital realizado por ClosingGap, donde se analiza el coste de oportunidad de la desigualdad de género en el acceso y el uso de Internet, así como en el avance hacia un mercado laboral cada vez más digitalizado.

Durante la presentación del informe hace unos días, Antonio Coimbra, presidente de Vodafone, ha tomado la palabra para remarcar el “papel fundamental” que tendrá el desarrollo digital en la sociedad de cara al futuro. Además, ha comentado que la empresa a la que representa lleva mucho tiempo luchando contra la brecha de género, pero “no solo por un tema de valores, sino también a nivel de competencia empresarial”.

Algunos ejemplos que ha señalado el propio Coimbra y que han sido impulsados por Vodafone, es un programa que busca reincorporar a 1.000 mujeres que hayan hecho una pausa en su vida laboral, por cualquier motivo, en 26 países donde está ubicada la compañía, así como incentivar que las mujeres más jóvenes se aproximen y generen cierto interés en torno a las competencias digitales más avanzadas para después formarse en ellas.

De esta forma, el presidente de Vodafone ha destacado que apenas existe ya brecha digital en el uso de Internet, atendiendo a los datos de 2019. De hecho, las mujeres tienen mayores habilidades que los hombres hasta los 55 años, mientras que la mínima diferencia entre unas y otros se empieza a ensanchar a partir de los 65 años. Además, en las compras online apenas se percibe una brecha de género.

Un resultado que realmente destaca del informe es la brecha de género relativa a la formación digital y el empleo. En España existen 4,2 millones de trabajadores englobados en disciplinas STEM, de los cuales tan solo un 10% están enfocados al sector digital. De ese porcentaje, tan solo el 20% son puestos ocupados por mujeres.

Otros datos interesantes del informe están relacionados con la frecuencia del uso de Internet, donde las mujeres superan a los varones. Continuando con este aspecto, ellas realizan más búsquedas relacionadas con el entretenimiento, las compras o información generalista, al mismo tiempo que ellos las orientan al deporte, un parámetro en el que aventajan hasta con 10 puntos a las mujeres.

“Los motores de búsqueda y los algoritmos a veces tienen algunos sesgos completando el perfil del usuario. Por ejemplo, si buscas comida para mujer, te sale comida que ayuda a adelgazar”, ha comentado en la presentación de informe Remedios Orrantia, responsable de Recursos Humanos en Vodafone y presidenta de su Fundación en España. Por ello, ha demandado que los algoritmos deberían configurar a su usuario como un individuo abstracto y evitar que roles de la sociedad se transmitan también a los avances tecnológicos.

Diego Vizcaíno, socio de Analistas Financieros Internacionales, ha sido quien ha explicado la brecha de género atendiendo al uso de componentes técnicos de software o hardware y compra por Internet. Esas habilidades avanzadas las poseen 93 mujeres por cada 100 hombres, según las cifras del informe; una diferencia que se reduce casi completamente entre los jóvenes.

En cuanto a las compras online, los hombres vuelven a superar a las mujeres, y en el caso de que esta cifra se igualara los nuevos compradores podrían ascender hasta los 400.000. Tal y como explicita el informe presentado, la media del consumo vía online durante el año pasado se ubicó en los 260 euros cada tres meses en el caso de los hombres y en 222 en el caso de las mujeres.

Asimismo, Orrantia también ha puntualizado que las mujeres tienen hasta 1,4 puntos más de posibilidades de que su trabajo se automatice. “Si no existiese la brecha de género, podría haber 247.600 trabajadoras más, por lo que hay que incitar a que los jóvenes estudien carreras relacionadas con el ámbito STEM, justo ahora que la matriculación en las mismas está cayendo”, ha declarado la presidenta de la Fundación Vodafone antes de asegurar que, en ese caso, el aporte sería de 31.200 millones de euros, equivalente al 2,8% del PIB de 2019. A ello responde que por cada mujer matriculada en una carrera STEM haya 2,7 hombres.

Aprovechando la coyuntura actual, el grupo de trabajo encargado de confeccionar el informe también ha sacado algunas conclusiones en torno al día a día durante el confinamiento: en España, el 22,3% de la población ocupada puede permitirse trabajar en remoto, porcentaje que ha aumentado durante el estado de alarma, lo que no quita que haya menos proporción de mujeres que de hombres que trabajen desde casa, aun siendo ellas quienes más se encargan de los cuidados y labores domésticas.