Pasar al contenido principal

Fernando Savater: "Lo más cálido después de un bolígrafo, es un ordenador"