Pasar al contenido principal

Europa avanza en digitalización, aunque con velocidades muy distintas, según el Informe DESI 2020

El Informe DESI 2020 (Índice de Economía y Sociedad Digital) es un índice construido a partir de indicadores relevantes sobre el rendimiento digital de la UE que muestra específicamente la evolución de los Estados miembros en este ámbito recogiendo datos ya consolidados del año 2019. España ocupa el puesto 11 de la lista, por encima de la media de la UE.

El informe pone de manifiesto en su última edición que durante el año pasado los países de la UE mejoraron su rendimiento digital en conjunto, aunque con velocidades muy distintas. Algunos están muy avanzados, mientras que otros tienen aún un largo camino por recorrer. Los países que se sitúan por delante en el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI)  son Finlandia, Suecia, Dinamarca, Países Bajos y Malta. En las últimas posiciones se hallan Chipre, Italia, Rumanía, Grecia y Bulgaria.

España ocupa el lugar número 11 está por encima de la media de la UE. El Informe DESI 2020 ofrece también la información por estados miembros, lo que permite acceder en detalle a los datos españoles. El ranking comprende los 28 países miembros de la UE, incluyendo el Reino Unido, ya que se basa en datos recogidos antes del Brexit. Aquí va un resumen de los resultados en algunas categorías del informe y la posición de España en cada una de ellas.

Conectividad

Según el Informe DESI 2020 la conectividad general ha mejorado en la UE. El ranking general de esta categoría está liderado por Dinamarca, Suecia y Luxemburgo.  España se sitúa en quinto lugar, muy por encima de la media europea. En 2019, la cobertura de acceso de próxima generación (NGA) llegaba al 86% de los hogares, mientras que las redes fijas de muy alta capacidad (VHCN) estaban disponibles para el 44% de los hogares. Malta, Dinamarca y Luxemburgo lideran los VHCN con una cobertura de al menos el 90% de los hogares.  

El 78% de los hogares europeos tenía una suscripción de banda ancha fija en 2019, frente al 70% hace cinco años. Cada vez más personas utilizan servicios de banda ancha de al menos 100 Mbps, con un nivel actual del 26% de los hogares, cinco veces más que hace cinco años. Las redes 4G cubren a casi toda la población europea, pero se ha avanzado menos en las asignaciones de 5G. Solo 17 Estados miembros ya han asignado espectro en las bandas pioneras 5G en 2019.  Finlandia, Alemania, Hungría e Italia son los más avanzados en este ámbito

Capital humano y capacidades digitales

En 2019 se produjo una mejora tanto en las capacidades básicas de los usuarios de Internet como en las capacidades avanzadas. En este apartado figuran en primer lugar Finlandia, Suecia y Estonia. España ocupa el lugar 17, la cuarta posición por debajo de la media de la UE.

A pesar de las mejoras, el Informe DESI 2020 constata que una parte importante (42%) de la población de la UE aún carece de capacidades digitales básicas, aunque la mayoría de los trabajos requieren tales capacidades. El informe señala, con datos de 2018, que unos 9,1 millones de personas trabajaron como especialistas en TIC en la UE. Esto significa 1,6 millones más que cuatro años atrás. Sin embargo, sigue habiendo una escasez de especialistas en TIC en el mercado: el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pymes informaron que las vacantes de estos profesionales habían sido difíciles de cubrir.

Estas dificultades fueron mayores en Rumania y Chequia, donde el 80% de las empresas manifestaron tener problemas en la contratación de especialistas en TIC. Por otra parte, existe un desequilibrio de género en este campo: solo uno de cada seis especialistas en TIC es mujer.

Uso de servicios de internet

El uso de internet por parte de la ciudadanía continúa aumentando año tras año. Los países líderes en este ámbito son Finlandia, Suecia y los Países Bajos. España ocupa el lugar número 11, pero está situada por encima de la media de la UE. Según el Informe DESI 2020, el 85% de los europeos navegan por Internet al menos una vez por semana (frente al 75% en 2014). En esta categoría, las cifras van del 67% de Bulgaria al 95% de Dinamarca.

El uso de videollamadas es el servicio que más ha crecido. Ha pasado del 49% en 2018 al 60% en 2019. La banca por Internet y las compras online también son servicios ampliamente utilizados, por un 66% y un 71% de los usuarios de Internet, respectivamente. Por el contrario, solo el 11% de los europeos completaron un curso en línea en 2019.

Integración de la tecnología digital en las empresas

El Informe DESI 2020 sitúa en los primeros lugares de integración digital de las empresas a Irlanda, Finlandia y Bélgica. España está en la posición número 14, justo un lugar por debajo de la media de la UE. Las empresas se están volviendo cada vez más digitalizadas y las grandes firmas van a la cabeza de este proceso. El 38,5% de las grandes empresas depende de servicios avanzados en la nube y el 32,7% realiza análisis de Big Data.

Por el contrario, la gran mayoría de las pymes todavía no están utilizando estas tecnologías. Solo un 17% de ellas usan servicios en la nube y el 12% Big Data. Los países mejor clasificados, con respecto a estos indicadores, son: Malta, con el 24% de las empresas que utilizan Big Data, y Finlandia, con el 50% que trabajan con servicios en la nube. En cuanto al comercio electrónico, solo el 17.5% de las pymes vendieron productos en línea en 2019. Esto supuso un ligero aumento de 1.4 puntos porcentuales en comparación con 2016.

Servicios públicos digitales

Esta categoría está liderada por Estonia (un país con un elevado grado de digitalización) seguido de España y de Dinamarca. Con ello España se sitúa 13 posiciones por delante de la media de la UE. España también aparece en un destacado segundo lugar en el uso de Open Data.

En 2019 aumentaron tanto la calidad como el uso de los servicios públicos digitales. El 67% de las personas que usan Internet se relacionaron digitalmente con su administración pública, en comparación con el 57% en 2014. Uno de los aspectos que más estimula la comunicación digital con la administración es la reducción del tiempo empleado.

Investigación y desarrollo en TIC

El Informe DESI 2020 también incluye un análisis a fondo del sector de las TIC y de su influencia en la investigación y desarrollo. Este análisis abarca aspectos como el valor añadido, los precios, el nivel de ocupación, la productividad, el gasto en I+D, el personal contratado en I+D y la financiación pública que recibe el sector. Otros aspectos relevantes que merecen la atención del Informe DESI 2020 son las tecnologías emergentes y la ciberseguridad (Foto: Servicios de Comunicación de la CE/Georges Boulougouris).