ci2.gif (97 bytes)

cd2.gif (98 bytes)

especial.gif (538 bytes)

Los buques cableros españoles

especial37.jpg (27394 bytes)

A pesar de su extensa costa marina, España no ha jugado, hasta épocas recientes, un papel importante en la industria de cables submarinos y mas en concreto en lo que a los buques cableros se refiere.
Toda la época y esplendor de los antiguos cables submarinos telegráficos desde mediados del siglo XIX hasta mediados del XX, no tiene a España como protagonista de eventos o proyectos relacionados con estas herramientas, haciendo excepción al periodo en el que, por causas distintas a las tecnológicas, sino mas bien debido al aislamiento que sufría España, se decide recuperar un buque hundido durante la guerra civil y transformarlo a cablero con el fin de mantener la exigua red de cables telegráficos que España disponía en aquellos años de la posguerra.
El advenimiento de la fibra óptica y el importante papel que la Compañía Telefónica llegó a tener en el negocio de cables submarinos, llevó a ésta a crear su propia Compañía de Buques Cableros que hasta hoy día sigue trabajando con éxito en ese mundo. En 1999 Telefónica vendió dicha Compañía a la Empresa americana Tyco.
Pero antes de seguir con la historia digamos qué es un Buque Cablero. Un Buque Cablero, es un buque cuya misión fundamental es la de tender cables submarinos de telecomunicaciones y realizar posteriores reparaciones de estos cables, que sufren averías principalmente debidas a las anclas y a pesca de arrastre.
Es un buque de gran sofisticación y alta tecnología. Debe ser fácilmente maniobrable a muy bajas velocidades, mantener una posición fija en cualquier zona del mundo y bajo duras condiciones de corrientes marinas y atmosféricas, seguir una ruta predeterminada con una precisión de metros y estar equipado con los equipos específicos necesarios para realizar la batimetría, el tendido y reparación de cables submarinos.
El tendido de un cable submarino es un proceso complejo, altamente preciso y delicado, por lo que requiere una maquinaria especifica y unos equipos especiales para controlar los parámetros del tendido del cable en todo momento.
El cable submarino debe adaptarse perfectamente al perfil del fondo del mar, éste, como la superficie terrestre tiene numerosas irregularidades. El cable debe ser tendido por el buque a una velocidad y tensión adecuada, variable a lo largo de su ruta, largando una cantidad de cable adicional (holgura) con el fin de que el cable se adapte al fondo.

Composición de un buque cablero
Un buque cablero es reconocido externamente por la forma de su proa y su popa. Estas equipan unas grandes roldanas o rampas para el tendido y recuperación de los cables.
Sus principales partes son:
- Tanques de cable. Para almacenar los diferentes tipos de cable, los buques van equipados en su interior con unos grandes tanques circulares. Estos tanques ocupan la mayor parte del interior del buque.
- Maquinaria especial para tender o recuperar los cables. Estas máquinas van provistas de un gran número de pares de ruedas, o cadenas tipo caterpillar, entre las cuales pasa el cable y unos tambores circulares con los que se controlan la tensión, velocidad y longitud de cable que es izado o tendido.
- Laboratorios de medidas de transmisión óptica. Durante el tendido del cable es necesario ir comprobando en todo momento el perfecto funcionamiento del sistema, para lo cual existe todo tipo de equipos de medidas sobre fibra óptica, totalmente duplicado o triplicado.
- Sala de empalmes. Para la realización de los empalmes de los diferentes tipos de cable. La realización de un empalme en un cable de fibra óptica submarino es un proceso que requiere unas técnicas especiales y una gran especialización en todas sus fases. Esta sala está equipada con todos los equipos necesarios duplicados o triplicados para la realización de estos empalmes.
- Sistemas de posicionamiento y control del buque. El puente de mando está completamente computerizado y monta equipos duplicados de posicionamiento dinámico vía satélite. Así mismo la sala de máquinas está completamente automatizada, de tal forma que puede ir en régimen desatendida.
Los orígenes: el “Castillo de Olmedo”
Este buque fue diseñado y construido en 1.908 por Nylands Vaerkst en Oslo y desde su botadora en el año 1.907 hasta 1.944 fue un buque mercante ordinario.
Puesto en servicio con el nombre de Juan fue renombrado como Bjornoy en 1.934, Reina en 1.939 y Castillo Olmedo en 1.944.
Durante la guerra civil española fue hundido pero posteriormente se le rescató y equipó, decidiéndose en 1.944 convertirlo en buque cablero.
Jonson y Phillips proveyeron toda la maquinaria de manejo de cable. Fueron instaladas máquinas duplicadas de tendido y recuperación de cable. Se instalaron dos roldanas en proa y una en popa de 3ft. 6 in. (1,07 mts.) de diámetro.
Era propiedad y fue operado por la Empresa Nacional “Elcano” de la Marina Mercante Española. Tenia su base en Málaga y su zona de operación era el Atlántico y el Mediterráneo.
Podía embarcar un máximo de 65 personas: 62 tripulantes mas 3 técnicos. Tenía tres tanques de cable con una capacidad de 12.000 pies cúbicos.
Fue vendido para su achatarramiento en Barcelona en el año 1.968.

La era de la fibra óptica
Hasta el año 1985, la Compañía Telefónica dependía de compañías extranjeras, tanto para la instalación como para las posibles reparaciones de sus inversiones en cables submarinos que en aquel entonces llegaron a ser las segundas mas importantes del mundo, detrás tan sólo de la AT&T. Para el mantenimiento se acudía a Acuerdos internacionales que existían y siguen en la actualidad dando servicio en las diferentes áreas del globo.
Con el fin de eliminar esta dependencia tecnológica de terceros en este campo, Telefónica decidió la construcción de un buque cablero español.
Este proyecto tuvo dos propósitos principales: por un lado proveer a Telefónica de toda clase de servicios marinos para la instalación y mantenimiento de sus propias redes de cables submarinos; y por otro, establecer un centro de beneficios dedicado a los sistemas de cables submarinos facilitando detallada información de los costes de su mantenimiento.
Para llevar a cabo esta misión, Telefónica creó una empresa filial: TEMASA (Telecomunicaciones Marinas S.A.) que se encargó del desarrollo, construcción y operación del buque. Se realizaron grandes esfuerzos para conseguir la calidad de construcción requerida y después de 31 meses de construcción el BC ATLANTIDA fue puesto en servicio en Enero de 1.988 comenzando a prestar servicio dentro del acuerdo ACMA en Marzo del mismo año. Teniendo su puerto base en Vigo, donde construyó un depósito de almacenamiento de cables submarinos.

especial38.jpg (16190 bytes) CASTILLO DE OLMEDO
Eslora total:    81,78 mts.
Manga:    10,92 mts.
Calado:    5,56 mts.
Arqueo bruto:    1.481 TRB.
Propulsión:    Triple expansión.
Una hélice Velocidad máxima:    11 nudos
Autonomía:    3.000 millas náuticas
especial39.jpg (20153 bytes) ATLÁNTIDA
Eslora total    114 m.    Eslora entre perpendiculares    99 m.    Manga    18,5 m.     Calado máximo:    6,5 m.    Peso muerto      3.800 Tm.    Desplazamiento     7.854 Tm.    Tripulación     40 personas   
Velocidad máxima    15 nudos
Acomodación máxima    100 personas   
Autonomía    6.800 millas náuticas
especial40.jpg (25419 bytes) TENEO
Eslora total    81 m.    Eslora entre perpendiculares     72 m.    Manga    14 m.     Calado máximo:    5,7 m.    Peso muerto      1.737 Tm.    Tripulación      32 personas
Velocidad máxima    14 nudos
Acomodación máxima    60 personas
Autonomía    4.200 millas náuticas
especial41.jpg (18119 bytes) IBERUS

Eslora total    136 m.     Eslora entre perpendiculares    120 m.     Manga    19,2 m.    Calado máximo     6,6 m.    Peso muerto     5.650 Tm.     Tripulación     36 personas   
Velocidad máxima    15 nudos
Acomodación máxima    62 personas    Autonomía     12.000 millas náuticas


Buque Cablero Atlántida
El BC ATLANTIDA fue construido en los astilleros ASTANDER, en SANTANDER. Fue botado en 1.987 y su madrina fue la Reina de España.
El BC ATLANTIDA incorpora la tecnología mas avanzada en este tipo de buques.
Está completamente equipado para realizar los trabajos de instalación y mantenimiento de los modernos sistemas submarinos de comunicaciones por fibra óptica. Su autonomía y capacidad le permiten realizar tendidos de hasta 5.300 Kms. con cable de 14 mm. de diámetro.
Está dotado de propulsión diesel-eléctrica, controlada mediante un sistema de posicionamiento dinámico (DP). Como sistemas de referencia dispone de posicionamiento vía satélite con corrección diferencial (DGPS), asegurando una precisión mayor de 10 m. También está provisto de un sistema de posicionamiento hidroacústico (HPR) para el desarrollo de operaciones con sumergibles filoguiados.
Su avanzado sistema de navegación y tendido permite monitorizar y controlar de forma continua todos los parámetros característicos de la operación, asegurando el total cumplimiento de los requisitos de calidad.
Para los trabajos específicos de tendido y reparación de cables, dispone de salas y áreas delimitadas para la realización de empalmes, pruebas de transmisión y telealimentación, pruebas radiográficas, etc. así como los complejos equipos necesarios para estos trabajos.
Otra característica destacable es la capacidad para operar con vehículos sumergibles, tanto propios como ajenos. Esta especialmente adaptado para realizar operaciones de tendido con enterramiento, utilizando los sumergibles denominados ARADO. También está equipado para realizar posteriores inspecciones y enterramientos con los ROVs (Remote Operate Vehicle) NEREUS.
Dispone de habilitación para 100 personas, con camarotes y zonas de descanso de alto nivel de confort.
Hasta la primavera de 2001 ha permanecido trabajando para el acuerdo ACMA, teniendo su base en Vigo y desde la que ha realizado mas de 90 operaciones sobre cables submarinos, siendo uno de los buques que mas reparaciones ha realizado, sobre todo tipo de cables, tanto analógicos (ya en desuso) como de fibra óptica en el mundo. Desde entonces permanece en Montevideo (Uruguay) dentro del Acuerdo de Mantenimiento SEAHORSE Sudamérica, para el mantenimiento del sistema de fibra óptica de Emergia SAM-1.

Buque Cablero Teneo
Durante 1.990 Telefónica realizó un estudio sobre el mantenimiento de los cables submarinos en el Mediterráneo, donde poseía una amplia red y donde solo existía un buque francés (NC Raymond Croze) para el mantenimiento de dicha red. Por razones de seguridad se decidió construir un nuevo buque cablero y compartir el mantenimiento con el buque francés.
La relación entre las compañías telefónicas española, francesa e italiana contribuye a establecer las bases para la creación de un acuerdo de Mantenimiento de cables submarinos para el área del Mar Mediterráneo: MECMA.
Telefónica decide construir el BC TENEO y una base de operaciones y depósito de cables submarinos en Valencia.
El BC TENEO fue construido en los astilleros Barreras de Vigo y su botadura se realizó en Diciembre 1.992, siendo su madrina la Infanta Elena.
A comienzos de 1.993 el BC TENEO comienza a prestar servicio dentro del acuerdo de mantenimiento MECMA, realizando su primera operación sobre el cable griego Apolo.
Al igual que el BC Atlantida, incorpora la tecnología mas avanzada propia de estos buques. La diferencia mas significativa con el Atlantida es su menor tamaño, que da lugar a una autonomía y capacidad para realizar tendidos de 2.000 Kms, de cable de 14 mm. de diámetro.
Así mismo está capacitado para operar con cualquier tipo de vehículos sumergibles, tanto Arados como Nereus. Hasta hoy tiene en su haber mas de 60 operaciones sobre cables submarinos.
Buque Cablero Iberus
Dado el éxito de los dos buques anteriores y con el ánimo de ampliar sus actividades Telefónica-Temasa decide ampliar su flota construyendo un nuevo buque para entrar en el negocio de los grandes tendidos de nuevos sistemas de cables submarinos de fibra óptica.
Se compró un buque ro-ro y en 8 meses se le transformó en cablero en los Astilleros Barreras de Vigo. Entre Abril y Julio de 1.999 el BC IBERUS realizaba su primer tendido en el Atlántico para el sistema Atlantis-2.
El BC IBERUS ha sido diseñado como buque cablero para trabajos de tendido y reparación por popa lo que implica mejor mantenimiento de la posición, mayor protección para el personal, disponer de áreas de cubierta mas extensas y un mejor uso de la maquinaria de cable.
Desde entonces el BC IBERUS ha participado en el tendido de los sistemas de cable submarinos mas importantes del mundo tales como:
PAC-1 entre Panama y Tijuana (México) y entre Panamá, Venezuela y las Islas Vírgenes en el Caribe.
Américas-2 entre Brasil y las Islas Vírgenes.
PC-1 entre California y Japón.
Hibernia (360 NETWORK) entre Inglaterra y Canada.
TGNA entre Inglaterra y USA.
ARCOS, un anillo que une todos los países del Caribe.
C2C entre Corea del Sur, Taiwán, Sanghai, Singapur, etc.
TGNP entre Japón y Guam.
El BC IBERUS lleva a bordo el sumergible ARADO, con el que es capaz de enterrar el cable en una zanja de 1.5 mts de profundidad en el fondo del mar hasta unas profundidades de 1.500 mts. quedando el cable perfectamente protegido contra agresiones externas.
También está preparado para operar con cualquier tipo de vehículo sumergible, para lo que dispone del sistema de posicionamiento hidroacústico HPR.
Equipa tres tanques de almacenamiento de cable de 885 mc. de capacidad, lo que le capacita para realizar tendidos trasatlánticos de una sola vez.

La época actual
En Mayo de 1.999, Telefónica vendió la empresa filial TEMASA a la empresa americana Tyco, no obstante los tres buques siguen llevando bandera española.
Actualmente el BC ATLANTIDA está desplazado en Montevideo (Uruguay) donde permanece alerta para el mantenimiento del cable submarino SAM-1 (Propiedad de Telefónica y Tyco). Este cable es uno de los mas importantes del continente americano uniendo Argentina, Brasil, Chile, Perú, Guatemala y EEUU.
El BC TENEO presta sus servicios dentro del Acuerdo de mantenimiento MECMA, en la zona del mar Mediterráneo, turnándose entre las bases de Valencia y Kalamata (Grecia).
El BC IBERUS está tendiendo el cable TGNP (Tycom Global Network Pacifico) entre Japón y la Isla de Guam. Este cable propiedad de Tyco es el mas avanzado tecnológicamente del mundo. Cuando el sistema entre en servicio podrá mantener el equivalente a 600 millones de comunicaciones simultaneas entre Japón y EEUU.
No seria justo terminar este artículo sin hacer una muy especialísima mención a todas aquellas personas: ingenieros, técnicos, tripulaciones que desde un principio creyeron en la posibilidad de dotar a Telefónica y por ende a España, de esta sofisticada tecnología, que nos permite estar entre la élite de los pocos países que poseen estas sofisticadas herramientas y que día a día son capaces de mantener operativos estos buques.

ARTÍCULOS

Un mundo de cables

Las operadoras de cables submarinos y su papel en unas telecomunicaciones mundiales liberalizadas
Aspectos jurídicos de la explotación del cable submarino
Sistemas submarinos sin repetidor: desafíos y tecnologías futuras
Emergiendo a la superficie: cómo triunfar en el mercado actual de comunicaciones por cable
Cables submarinos regionales
Una Infraestructura Submarina para soportar el desarrollo de las Telecomunicaciones en América Latina
Los buques cableros españoles
La revolución Internet sobre redes de cables